viernes, 23 de diciembre de 2016

Declaratoria II encuentro de pueblos del Fierrourco


 
Declaratoria II encuentro de pueblos del Fierrourco
El día sábado 10 de diciembre, día mundial para recordar la proclama de los derechos humanos, se realizó el segundo encuentro de pueblos del Fierrourco, contando con la participación de las comunidades de Gualel que habitan en el lado sur de la cordillera, y las comunidades de San Lucas, Saraguro, Tenta, Celén y Selva Alegre que habitan en el lado oriental y norte de la cordillera, las mismas que se congregaron en la laguna de Suriguiña.

En el encuentro se cumplió con el cometido de reconocer los territorios que conforman el área de las tres concesiones de minería a gran escala, establecer acuerdos para preservar y defender este ecosistema de enorme valor para crianza del agua y regulación de sistemas hídricos de vital importancia, al igual que ofrecer respaldo a las comunidades de la parroquia Gualel, amenazadas por la pretensión de la empresa canadiense Cornestone, de ingresar a la parroquia para hacer estudios de exploración avanzada, en la concesión Caña Brava, sin contar con el consentimiento de las comunidades.

Luego de unas ponderadas y emotivas intervenciones de  los representantes de las organizaciones comunitarias, como de las autoridades de los GADs parroquiales presentes, y organizaciones acompañantes de las ciudades de Loja y Cuenca, se acordó emitir el siguiente pronunciamiento, dirigido a la ciudadanía y autoridades gubernamentales.

El Fierrourco es una cordillera que separa al cantón Loja del cantón Saraguro, conformada por páramos que cumplen un rol irremplazable como fuente de almacenamiento de agua, recarga del recurso hídrico y regulación del elemento vital en una situación normal. En un contexto de cambio climático y escasez creciente de agua,  este ecosistema adquiere un valor inestimable, de excepcional importancia, para el futuro no solo de las comunidades que viven alrededor, sino para las cinco ciudades que están ligadas por el agua a esta ecorregión, entre ellas la ciudad de Loja.

En esta cordillera se han otorgado tres concesiones de minería a gran escala: Caña Brava, Santiago y La coneja 1, que suman 7.650 hectáreas. El titular de la concesión Caña brava ubicada en la parroquia Gualel, es la empresa canadiense Cornestone, la que ahora pretende avanzar a la fase de exploración avanzada, sin presentar los estudios de impacto ambiental correspondiente y sin contar con la licencia social de la comunidad.

Mediante actos administrativos, se ha subastado este territorio, se han otorgado títulos mineros, que facultan a las empresas mineras expropiar a las comunidades de las áreas concesionadas, para extraer los minerales oro, plata y cobre del subsuelo, lo cual abre la posibilidad de que en pocos años se destruya el agua y la base material que da el sustento a las comunidades, de una docena de parroquias que están alrededor. Consideramos que estos constituyen un desacierto, una equivocación, un acto suicida y genocida, y que las autoridades gubernamentales aún están a tiempo de rectificar. Demandamos la aplicación del mandato minero número 6, expedido en abril del 2008, y la salida de la mencionada empresa del territorio

En este territorio, han podido trabajar y vivir nuestros padres y abuelos durante miles de años, gracias a lo inhóspito de  estos paramos, y a la generosidad del agüita, de la mama yacu que de allí brota. El turismo del santuario del Cisne y gran parte de fértil valle del Catamayo, también se benefician del agua de la microcuenca del río Gualel. Hay una sola razón que nos asiste para rechazar el ingreso de la empresa minera, y es la defensa del derecho al agua. Simplemente si se seca o se contamina el agua que baja de los páramos, morirán nuestras comunidades.

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales de las ciudades, que están cercanas al Fierrourco, a informarse de este conflicto, a vencer la indiferencia y conformismo, porque la pérdida de fuentes de agua tarde o temprano terminará afectándonos, no olvidemos que la ciudad Boliviana de la Paz acaba de pasar por un estado de emergencia provocado por la falta de agua, en donde han racionado el agua, entregando agua únicamente tres horas cada tres días, precisamente porque sus habitantes no se interesaron en cuidar las fuentes donde nace el agua, y a nosotros nos puede pasar los mismo.

Ante el recrudecimiento de los conflictos sociales en los proyectos de minería en el territorio shuar, donde recientemente han sido desalojadas con  violencia pobladores de las comunidades de Nankints, y han militarizado la parroquia Panantza San Carlos de Morona Santiago. Nos solidarizamos profundamente con ellos, los sentimos nuestros hermanos, sus dolores son los nuestros, exigimos al Estado el cese la violencia, el respeto de sus derechos colectivos, en especial su derecho a la vida y al territorio.

Loja, 10 de diciembre 2016

Unidad de pueblos del Fierrourco:
Comunidades de Parroquia Gualel
Comunidades de Parroquia Selva Alegre
Comunidades de Parroquia Tenta
Comunidades de Parroquia Celen
Comunidades de Parroquia Saraguro
Comunidades de Parroquia San Lucas
Asociación Interparroquial de Comunidades Indígenas de Tenta
Comité de Cuidado y Defensa del Agua de Gualel
Asamblea de Pueblo del Sur.
Pastoral Social Caritas Loja, Area de Pastoral de ecología
Yasunidos Cuenca



Fotos: Benjamin Macas y Abel Arpi

"Este documento se ha realizado con la ayuda financiera de la Unión Europea. El contenido de este documento es responsabilidad exclusiva de la Coordinadora Ecuatoriana de Agroecología y en modo alguno debe considerarse que refleja la posición de la Unión Europea."