miércoles, 8 de abril de 2015

Caravana Manabí

Desde las voces que construyen continuamente
su propia agenda agraria agroecológica,
compartimos:
Voz de integrantes de
Caravana en el II ENA con la lona
Valor-arte campesino: la realidad de sus territorios.

En Manabí con 22 cantones nos encontramos cuatro organizaciones campesinas orgánicas: La Fortaleza, Valle de carrizal, Río grande y Quiroga. Somos pequeños y medianos agricultores donde predomina es el cacao orgánico fino de aroma y variedad de cultivos en árboles maderables como el guachapeli, cedro; y en alimentos como plátano, frutos cítricos, aguacate, haba, chocha, fréjol, entre otras semillas que se cultiva en la costa.
Foto: Pk Thevetia
 En la parte de la esquina lado derecho de la lona pintada tenemos la planta de cacao y luego tenemos lo que es una matita de maíz, plátano, un agricultor orgánico sembrando nuestra matita de cacao.
Hemos tenido una problemática en nuestra zona. Somos una corporación cacaotera que quizás beneficia un poco al sector agrícola pero  desde hace 15 años hemos sido afectados. Nos crearon la presa “La esperanza” que se decía regaría 14 mil hectáreas para hacer huertas agroecológicas, sin embargo esa agua realmente se va a las refinerías ¿Hasta dónde llegan ciertas políticas publicas que afectan a productores de Manabí y en todo el país?

Otra problemática son los monocultivos. Alguien me decía ¿de qué vivimos si no tenemos un cultivo que sea realmente rentable? Ya lo hemos hablado hoy día. En nuestra zona se cultiva el arroz y maíz en grandes extensiones. Ahora se encuentra la palma africana donde utilizan químicos. Los monocultivos nos están afectando en la producción del cacao y café.

El cambio de matriz productiva también involucra el cambio climático. Esa parte hay que verla. Tenemos propuestas en el tema:
Crear nuevas políticas publicas en las provincias y antes realizar una evaluación de la realidad agroecológica de los sectores a nivel nacional y regional. Modelos agroecológicos que sean sostenibles que vayan más a favor de la agroecológica. Y por que no decirlo: la concientización de nosotros mismos como agricultores.

Para esto nosotros como organización deberíamos establecer reglamentos internos e involucrar a más actores en este caso de la agroecología.

Compañeros eso es una parte de lo que se ha dado en Manabí. Muchas gracias por prestarnos atención.